Hace algunas noches estuve haciendo un recuento de los viajes que he hecho y la cantidad de cosas que aún recuerdo pero que conforme el tiempo va pasando, voy olvidando. Me dispuse a buscar una manera de documentar estos viajes de forma que cuando vuelva a estar en contacto con ello pueda recordar muchas más cosas que mi mente ya no alcanza a retener.

Es posible que digas, bueno para eso tienes los videos y fotos en el celular, y tienes toda la razón. Pero pasa que me he dado cuenta de que  conmigo no funciona. Después de un tiempo esas fotos se pierden, ya sea porque cambio de celular, se quedan en la nube, etc.

Si tú eres como yo, de las antiguas que prefieren el contacto con el papel y lo físico, tal vez consideres la misma idea que yo encontré en Google:

“Hacer un diario de viaje.”

¿Has escuchado sobre ellos? Yo apenas me di cuenta de que existía esta buena alternativa.

libreta de aventuras

 

El diario de viaje puede ser una libreta, un blog e incluso un video, en donde vas a ir documentando todo lo que pasa en el transcurso de tus vacaciones. Algo así como el álbum familiar que siempre se acostumbra a tener en casa, con la diferencia de que en el puedes escribir y añadir otras cosas que quieras recordar. Tampoco tiene que estar limpio e impecable para enseñarlo porque este diario es más personal.

Es una acompañante de tu viaje en el que puedes vaciar pensamientos, inspiración, hacer garabatos, expresar tus frustraciones durante el viaje, y todo lo que se te ocurra. ¿Suena bien no?

Estoy segura de que esta idea te va a gustar si eres de las que le encanta escribir, tanto como a mí.

Para hacer un diario de viaje, necesitas seguir algunos pasos para que quede impecable. Hoy quiero compartirlos contigo para que puedas hacer el tuyo.

Quizás también te interese leer: 31 formas de relajarte en casa.

Consejos para hacer un gran diario de viaje.

  1. Elige la libreta adecuada. Comprar una libreta que te encante es el primer paso para iniciar tu aventura. Puede ser de arillos o de hojas cocidas. Lo ideal es que compres una que de solo verla, te den ganas de llenarla. Procura que tenga tapas gruesas para evitar que se estropee o rompa. En un viaje siempre estará expuesta. Trata de tomar en cuenta este pequeño consejo.
  2. Divídela en secciones. Una vez que tengas tu libreta de viajes, hazle divisiones para que organices de una mejor forma tu información. Lo que yo hice fue organizar la información por temas que quiero recordar. Por ejemplo, yo soy fan del café y siempre me gusta anotar detalles sobre los cafés que visito. Así que si viajo a Hermosillo, haré en un diario una sección específica de cafés en Hermosillo que quiero recordar. Así si vuelvo a repetir el destino, me gustaría tener anotados esos lugares que se que me encantaron para volver a visitarlos.
  3. Pega fotos del antes y después. Esto es lo mejor, porque puedes empezar tu diario de viaje antes de iniciarlo como tal. En él puedes contar lo que te está costando buscar los boletos de avión, como vas con tus ahorros, organizar la ropa que vas a llevar, y pegar fotos de los lugares que quieres visitar a manera de guía para cuando te encuentres en el lugar. Todo se vale y nada está de más.
  4. Anota todo lo importante. Una vez que estés en tu viaje, no se te olvide escribir. Anota todo lo que consideres relevante y lo chusco también. Escribe sobre como te sentiste en cada lugar que visitaste y también los nombres de las personas que conociste. Esto te sacará una sonrisa cuando en el futuro vuelvas a leerlo.
  5. Carga tijeras, pegamento, resaltadores de texto y cualquier elemento decorativo que se te ocurra. Lleva contigo estas herramientas para poder pegar tickets, boletos, fotos y resaltar textos importantes. En un diario de viaje tienes paso directo para desarrollar al máximo tu creatividad. También puedes comprar stickers en el lugar y si el presupuesto te da, añade una impresora digital a tu equipaje. De esta forma tendrás las fotos en el momento para poder hacer un diseño más especial.
  6. No olvides las fechas. Sé que puede sonar espantoso tener que recordarlo, pero cuando estés entretenida tal vez se te olvide anotar las fechas. Aquí estoy yo para recordártelo. El calendario lunar también puede ser un decorativo para tu libreta.
  7. Deja espacios para las fotos. Toma en cuenta los espacios para las fotos que quieras imprimir, en el caso de que tengas que hacerlo en tu regreso a casa. Mide el tamaño estándar de una foto o postal para no tener problemas con ello.
  8. Anota descripciones en tus fotos. No olvides anotar los nombres de las personas que te acompañan en las fotos y breves descripciones de cada foto para tener un recuerdo más lúcido de aquel momento.

 

Recuerda que esta libreta de viaje es personal, imprime ese sello que te caracteriza en ella. No la tomes como una carga. Disfruta del proceso al crearla y verás que unos años después, tu yo del futuro te agradecerá tomarte el tiempo para ayudarle a recrear ese viaje inolvidable.

Espero que esta idea te haya gustado tanto como a mí, que disfrutes del proceso de crear tu propio diario de viaje y que te sientas libre de poder compartir este post con todas tus amigas. Yo me despido, pero ya sabes que te espero aquí en el siguiente post con más consejos. Gracias por leerme.

Si deseas recibir todas entradas al blog, no olvides anotarte en Telegram. Directo a tu celular. Encuentra la imagen que te lleva directo al canal deslizando hacía abajo.

XOXO

Mis redes:

Facebook: @nangullasmuart

Instagram: @anayancinangullasmu

Pinterest: @nangullasmu

Tiktok: @nangullasmu

Para recibir las notificaciones en tu Telegram. Clic aquí.

escribiendo en tu libreta de viaje

 

 

 

 

¡Hola! Este blog pertenece a Anayanci Nangullasmú y se financia a través de publicidad de productos y servicios, donaciones,y patrocinio de fotografías e historias en Instagram. Si estás interesado en alguno de ellos escríbeme a [email protected] ó da click aquí

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *