Si este es tu objetivo, debes prestar atención a las personas que te rodean y aprender a tratarlos. Eso es lo que diferencia a una líder de una jefa autoritaria.

Este post lo he escrito especialmente para aquellas personas que quieren ser grandes líderes.

Dale Carnegie es un empresario y escritor que se centra en resaltar la importancia del trato a los demás, ya que de ello depende su actitud hacia nosotros.

Uno de sus libros más conocidos es el de: Como ganar amigos e influir sobre las personas, publicado en 1936. Me parece que tiene los mejores consejos para mejorar tus relaciones interpersonales.

Hoy he querido mostrarte, a manera de resumen, 9 reglas que el comparte en el libro que te mencione, sobre el trabajo que tiene que hacer un líder para lograrlo.

¿Cómo ser una gran líder?

Regla 1. Comienza haciendo elogios y mostrando aprecio sincero por las personas.

Primero los elogios, después los pequeños errores. Cuando comienzas hablando bonito, eso hace que las personas te escuchen y tomen en cuenta tu opinión.

Regla 2. Llama la atención sobre los errores de los demás indirectamente.

Utiliza las palabras correctas al momento de elogiar a las personas. Revisa el ejemplo:

En vez de decir: “Estamos realmente orgullosos de ti, Joanie, pero si te hubieras esforzado más, los resultados habrían de ser mejores.”

Cambia la palabra pero: “Estamos realmente orgullosos de ti Joanie, y si sigues esforzándote podrás tener notas igual de altas que los demás.”

¿Notas la diferencia?

Regla 3. Habla de tus propios errores antes de criticar a los demás.

Humillarse antes de corregir a los demás es la clave. No es tan difícil escuchar los defectos de uno mismo, si el que te lo dice ya admitió que también está lejos de ser perfecto.

Antes de comentarle a una persona que no te gusta de ella, comienza mencionando tus defectos.

Regla 4. Una líder hace preguntas en vez de dar órdenes.

Una orden violenta hiere a las personas y crea resentimiento. Hacer preguntas no sólo vuelve más aceptables las órdenes, si no que con frecuencia estimula la creatividad de las personas. La gente acepta las órdenes cuando siente que ha sido parte de la decisión tomada.

En vez de decir: Todo ha salido mal, no han dado su mejor esfuerzo. Deben hacerlo mejor.

Dí: Tenemos un problema con el proceso, ¿a alguien se le ocurre cómo podríamos solucionarlo?

Regla 5. Permite que otra persona salve su prestigio.

No ataques en el primer momento. Si alguien falla o comete un error, hazle saber que aprecias su trabajo antes de criticarlo. Esto funciona más para los despidos:

En vez de decirle a alguien que está despedido porque no hace bien el trabajo, dile que es un gran trabajador, que la empresa esta muy agradecida con lo que ha dado. La actitud de la persona despedida será de agradecimiento.

Regla 6. Elogia los pequeños progresos de tu equipo y hazles saber que los apruebas.

“El elogio es como la luz del sol para el espíritu humano: no podemos florecer y crecer sin él.” Jess Lair

Minimiza las críticas y destaca el elogio, de esta manera refuerzas lo bueno que hace la gente. Todos anhelamos aprecio y reconocimiento.

Regla 7. Atribuye la buena reputación a la persona para que se interese en mantenerla.

Si quieres que alguien mejore cierta actitud o defecto. Hazle creer que ya es buena en ello y verás como se esfuerza en crearla y mantenerla.

Ejemplo. Tienes un ayudante que nunca te escucha y es una persona muy necia. Comienza diciéndole que para ti es un gran conversador porque sabe escuchar a los demás. Verás como se esfuerza por mantener esa reputación.

Regla 8. Una líder alienta a las personas. Haz que los errores parezcan fáciles de corregir.

Di a los demás que tienes fe en ellas para mejorar alguna habilidad y también se esforzarán por superarse. Dales confianza e inspíralos para que lo logren. Si quieres ayudar a los demás, está es la mejora manera.

Regla 9. Trata de que la otra persona se sienta satisfecha de hacer lo que le sugieres.

No sólo los diplomáticos utilizan esta técnica para hacer que los demás se sientan felices al hacer lo ellos quieren, tu también puedes. Pero ¿cómo?

Este es un ejemplo:

“Juan, tenemos un trabajo que habrá que hacer, y si se hace ahora, no habrá que preocuparse después. Mañana vendrán unos clientes a conocer las instalaciones. Me gustaría mostrarles el depósito pero no esta presentable. Si usted puede barrerlo, apilar la mercadería y limpiar el mostrador nos hará lucir eficientes y usted habrá hecho su parte para darle una buena imagen a nuestra compañía.”

No dejes a un lado la sinceridad y empatía. Si sabes que es lo que esperas de la otra persona, considera que beneficios obtendrá ella por hacer lo que tu quieres y menciónalo. De esta forma estará dispuesta a hacer lo que le pides.

Si este tema es de tu interés, te recomiendo adquirir el libro. ¡Es buenísimo!

Que este post sea de mucha ayuda para ti, comparte a los demás y ayuda a más emprendedores a ser grandes líderes. ¡Un abrazo grande para ti y gracias por leerme!

 

Otros temas que pueden interesarte:

Los errores no verbales más cometidos, durante una reunión de ventas.

Consejos de éxito para emprendedoras

 

Comparte la infografía en Pinterest, dando click en el botón rosa con el logo de la red social que aparece en la parte izquierda de tu pantalla.

 

 

 

Sigámonos en Twitter: @nangullasmu

¡Hola!Este blog pertenece a Anayanci Nangullasmú y se financia a través de publicidad de productos y servicios, donaciones,y patrocinio de fotografías e historias en Instagram. Si estás interesado en alguno de ellos escríbeme a [email protected] ó da click aquí

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *